Rojo

Esta poesía fue una apuesta en la que me creí capaz de sorprender a una amiga mía diciéndole que podía crear un poema en cinco minutos. Evidentemente perdí, tardé quince.

Rojo

No sería lo mismo si en vez del marrón,
Tuviéramos colores como el rojo pasión,
Rojos los bikinis al sur del boulevard,
Rojas las sandalias para poder andar.

Y un atardecer rojo en la playa Victoria de Gadir,
Si el rojo no fuera el color de tus labios pintaos,
No tendrías el beso del que te mira embobao.

Rojo en la bastilla,
Con su guillotina,
Voy a dejar de pensar.

Rojo en los cielos,
Cuando hace bueno,
Y así podernos besar.

Rojo tus tacones,
De pies de pasiones,
Y tu rojo caminar.

Rojo en el pelo,
Cabellos enteros,
Deseados por otro más.

Alza tus andares el color rojo pasión,
Reduce imperfecciones el rojo y no el carbón,
Uñas pintaditas elige un buen color,
Flores de colores que sean rosas mejor.

Y tu amante esperándote en la calle con un ramo de tus
Rosas preferidas traídas del rosal,
El de la vecina, y así lo puedas amar.

Rojo el trajecito,
Que viene ajustado,
Y te hace un cuerpo genial.

Rojas las orejas,
Se vuelven coloradas,
Del frío azul invernal.

Roja tú te pones,
Te saco los colores,
De lo hermosa que estás.

Roja tu sonrisa,
Y también la vertical,
Roja la camisa,
Que te quiero quitar.

24.7.2010

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s