Una Historia Más

Una gota de sudor
Vaporizó mis pestañas
Que antes era legañas
De unos ojos que al llorar,

Tristones se encontraban
En un mar de tritones
Que con sus tristes canciones
Le dijeron la verdad.

Una verdad que pasaba
Por el asta de un toro
Que un tal rey moro
Mandó a torear

En una plaza lejana
Que sin cierros ni ventanas
A animales encerraba
Para poderlos matar.

Y le cuadró a un torero
Ni feo, pobre ni bueno
Que con capote de oro
De grana se tiñó,

Que cosieron en Marruecos
En la casa de un sueco
Que de problemas febriles,
De suiza fue a emigrar,

Pasando por aduanas
Aviones verdes como ranas,
Que con alguna azafata
No se pueden gobernar.

Cuando besos indulgentes,
Mientras se come caliente,
En la cabina muy fuerte
Le daba al capitán

Hombre de gorra ancha,
Hermano de una hermana
Que lloraba desconsolada
Por la muerte de un torero.
Que un tal rey moro
Mandó una tarde a torear.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s