Te lo llevaste todo

Te llevaste la sartén y dejaste en su lugar un sillón roto y un trapo ajado. Vertiste lejía sobre la almohada. Batiste las claras del día a punto de nieve dejando el cielo nublado. Te hiciste un revuelto con mi corazón deshilachado y bajaste las persianas, dejando me a oscuras.
Todos los libros que tenía guardados, los quemaste sin tocarlos. Antes de ser escritas, desdeñaste mis poesías. Desplumaste a mis canarios.
Pusiste pica-pica en mi nevera y me cambiaste el agua por hiel. Cerraste las puertas de mi armario y abriste las de mi ventana. Entraste el frío que corría por los balcones. Pisaste mi garganta con tus tacones de aguja.
Me ataste las manos con un hilo de amargura. Me disparaste a bocajarro con tus palabras. Me hundiste el pecho con un jarro de agua fría.
No hay colores en el mundo ni Dios que se los ponga. Te llevaste mis pinceles.

Anuncios

2 pensamientos en “Te lo llevaste todo

  1. Señor Goodkat

    Debemos de volver a pintar, abrir la casa y ventilar. Lo que nos quiere volverá lo que no nos llorará. :P Me encanta la dos últimas frases siendo todo genial ^^

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s