Pequeños Recuerdos

No somos especiales, ni mejores ni peores. No somos más divertidos, ni convertimos en magia lo que tocamos. Después de cada viaje que realizamos debemos valorar nuestra experiencia personal. Quizás no fue tan genial como contaremos al resto del mundo, quizás fue más aburrido de lo que parece, quizás solo lo pasamos bien. Pero solo quizás es así.

La fiesta, la diversión y la alegría permanente no existe, pero las pequeñas cosas es lo que hacen que recordéis esto como una experiencia de la que estaremos hablando todo el año que nos queda hasta que volvamos a repetir en una ciudad, otro sitio y tal vez con otra gente.

Llegamos a Granada con ganas de que fuera algo increíble y lo fue. Aquí os dejo una lista de las pequeñas cosas por las que aquel viaje de camping fue algo más que un simple viaje.

Porque nadie confió en las pulseras que nos pusieron al entrar y todas sobrevivieron menos dos (véase Rocío y Teresa).

Porque la princesa Disney Jasmín no es morena.

Porque Jesús se arrastró por el suelo perdiendo sus piernas con la única razón de coger un hámster. ¿Podría haberlo hecho desde una posición menos complicada? Sí, pero sería demasiado fácil.

Porque los polo-flash se llaman golosinas de nieve en esa parte de Andalucía.

Porque nunca dejamos de ver África a lo lejos.

Porque los niños perdidos de Peter Pan pueden llegar a ser Dumbo, Jane, la mona Chita…

Porque Paloma creía que afuera de la tienda de campaña había alguien, pero era ella misma.

Porque Ale tiene un nivel que lo hace dormir cuando toca la almohada.

Porque las patatas cuando se intentan freír y solo llegan a cocerse están crudas.

Porque David pierde la chancla después de una reacción en cadena de tres pisadas desafortunadas.

Porque la silla verde de Rocío es la polla y se pasó la excursión sentada en ella y la rompió 3 veces.

Porque somos muy gordas.

Porque Jesús y Alberto deberían casarse para compartir la comida.

Porque morder a las cuatro de la mañana a Rocío no es tan divertido como parece.

Porque Hermes no es una peli.

Porque fliparse con las pistolas de juguete es algo habitual.

Porque leer es divertido y no cansa aunque te leas cuatro libros seguidos.

Porque Candanchú nos espera para la próxima visita.

Porque el cuatro es el de cagar.

Porque franco era muy muy joven.

Porque Alberto es poseído por una entidad que habla irritantemente.

Porque Isabel Pantoja no canta coplas sino tonadillas.

Porque a veces preguntar si alguien tiene familia es lo más importante.

Porque los franceses molan.

Porque la música pachanguera a las nueve de la mañana no es divertido.

Porque Xente no puede dejar de decir tonterías cuando no se lo propone.

Porque los comentarios ingeniosos son el pan de cada día.

Porque si hay que sacrificarse yo me sacrifico.

Porque el catalán se habla con las manos alzadas y girándolas de sobre sí mismas.

Porque los peos mañaneros son la tradición.

Porque Teresa fue engañada todas las mañana por Alberto.

Porque la playa es de arena gorda o de piedra fina.

Porque el plan pa hoy es hambre pa mañana.

Porque las migas son gallegas y haberlas hailas.

Porque nos obcecamos y no atenemos a razones.

Porque quedó pendiente algún trío en la ducha.

Porque la toalla a veces se olvida y después de ducharnos hay que secarse mediante el método de esperar.

Porque ir a cagar Xente, Ale, Jesús y Dani mientras hablan alegremente desde cada baño no tiene precio.

Porque la nube Kinton se parece a Pikachu.

Porque jugar al quién soy con papeles en la cabeza no fue nunca tan divertido.

Porque Rocío es un kebab mientras duerme y se despierta con mala leche.

Porque Xente tenía que levantarse el último para ser feliz.

Porque las niñas son to malotas y entran en el baño de los hombres a lavarse los dientes.

Porque el gigante verde es más difícil de adivinar de lo que parece.

Porque dormir en un coche nunca fue tan fácil.

Porque el maestro tortillero nos acompaña.

Porque poea.

Porque la playa por la noche nos acompaña siempre.

Porque la sudadera es para las noches de camping.

Porque puedo cambiar y chándal son nuestras canciones.

Porque robamos una gasolinera al llegar a casa.

Porque Jesús parece inteligente, Alberto muy guapo y yo…

Porque el cinturón del coche se cree que no soy nadie.

Porque fuimos a las fiestas de Calahonda y se apagó el pueblo.

Porque no todo fue bueno.

Porque fue con vosotros.

Porque dentro de años cuando lo leáis otra vez lo recordaréis como algo mágico.

Porque fuimos somos y seremos NUEVE.

Añadid vuestras aportaciones.

Anuncios

3 pensamientos en “Pequeños Recuerdos

  1. Deh

    Porque varar en la piscina no tiene precio.

    Porque después de andar por aquí y por allí, me puse el calzado y se me rompió.

    Porque los arbustos de la parcela saben mucho de despegar la comida de la olla.

    Porque no nos gusta jugar con fuego, aunque al camping-luz parece que sí.

    Porque no hace falta forzar para meter a cinco en una tienda.

    Porque si hay que subir una montaña, mejor hacerlo con el coche.

    Responder
  2. Te

    hay algo con lo q no estoy de acuerdo, yo creo que si que sois especiales, mejores, que sois más divertidos, y que convertís en magia lo que tocáis!!!!

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s