Mariposas caprichosas (ensayo sobre el caos)

El amor es un tsunami de emociones, una masa de sentimientos que arrolla con todo lo que le pongas por delante. Te invita a luchar contra dragones y ejércitos enteros si hace falta, aun sabiendo que las batallas están perdidas. ¿Por qué? Porque el amor no entiende de razones, tiene sus propios motivos. Una vez en cada parpadeo se celebra consejo de mariposas en tu corazón y van pasando lista, nombre tras nombre, mirada tras mirada, gesto tras gesto y cuando dan con el nombre especial, aquel que está en cursiva y con una perfecta caligrafía, quizás con los puntos de las íes más gordos que los que te enseñaron en el colegio, quizás con la tinta más emborronada que la prosa de un poeta, entonces y solo entonces las mariposas cantan al unísono y lo celebran revoloteando por toda la estancia. Unas veces tardan años, pueden pasar tu nombre varias veces por sus manos sin causar revuelo aparente pero, basta una acción de más, una nube de menos en el cielo. Tal vez ese día no te ataste los cordones con doble moña o te arriesgaste a tirarte al lago desnudo en pleno invierno. Puede ser que contaras el chiste que nunca contabas o que escribieras poesías a la luz de una vela mientras la mirabas. Caos, caos en estado puro, hoy por ti mañana por mí. Me gustas, no te gusto, me gusta aquel o aquella, pero tal vez mañana llore y me desentienda de la vida hasta que cruce un taxi con una persona que me mire sonriente o que pise los charcos del suelo fuertemente. Tal vez a ti que te odié, te desee por momentos y a ti que te deseé acabe repudiándote. A lo mejor serás mi mejor amigo para siempre pero calla, calla, que las mariposas siguen con su tarea. Tu quizás que siempre fuiste mi amigo y me quisiste no pases de ese escalón y tu el que me mira de improviso en aquella fiesta ven, corre, aduéñate de mi amor. El amor es eructar pa dentro cuando solo tienes ganas de pederte, es reir cuando solo quieres llorar, es olor su perfume cuando estas solo, es oir si risa en la claridad. No me pidas que te bese porque tal vez lo haga sin querer y acabe gustándome para siempre, no me pidas que te odie pues tal vez me odie y acabe destrozando lo que me queda. Acércate pero no tanto, huye pero lentamente para poder alcanzarte. Mira hacia atrás, no, no, tú no mires que nunca tuviste oportunidad ninguna. Directrices en el caos del amor, no, imposible, simplemente fluye da vueltas una y otra y otra vez en el sin sentido de esta locura. El tiempo se para, puede ser así, pero hay veces que corre deprisa e incluso al revés, no me preguntes el por qué, no, no te se responder. El amor desayuna de tu plato para meterse en mi almuerzo y terminar cenando con otro que no soy yo. El amor va saltando de corazón en corazón de improbabilidad a desespero, de romerías a mortuorios. Solo sabemos el acertado de nuestras mariposas pero ¿y los otros restantes? ¿Donde quedaron? En el bombo compañero esperando su turno, esperando que te reveles y que sueñes con ellos. Me encantaría ir a la luna con ella pero, tú que puedes llevarme, no, déjame, prefiero estar solo.  No, no me gustas, olvídame, pero antes de irte con otro piensa que te guste  y vuelve a mí. El amor es egoísta, no dejamos libertad a los que queremos, aunque no seamos correspondidos necesitamos poseerlo, controlarlos. ¿No comprendéis vuestras mercedes que ellos mismo eligieron a otros? ¿Que sus mariposas no revolotean a vuestro mismo son? Estad atentos a las señales, puede que os guste quien menos pensasteis o sencillamente nunca lo harán, porque en este mundo las segundas oportunidades son un mito y las primeras no llegarán. Mirad las sonrisas estad atentos a los pestañeos, que quien te quiere bien te guisa, se preocupa por ti y te socorre en un escarceo. ¿y que mas da? ¿Estar con alguien por pena? No por favor, dios no lo quiera. Hoy contigo de discotecas, quizás en los baños me enseñaras tus encantos pero olvídate de mi mañana, las mariposas no cantaron tu nana, gracias, gracias de verdad por el buen rato. Todo esto y a la vez nada es el amor, pues se ha creado y destruido tantas veces a lo largo de una sola vida humana que solo nos queda decir: Que las mariposas son caprichosas, y el amor es caos, que la vida no es fácil y que nos coja relajaos.

7.4.2011

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s