He sido abducido VIII

Bueno, después de meses de espera vamos a agilizar la historia que más adeptos ha traído a este blog con su octava parte, nada más y nada menos.

He sido abducido VIII

9.00 Me levanto tranquilamente como cada mañana y me dirijo al cuarto de baño.

9.15 Acabo de afeitarme la poca perilla que me sale mientras pienso en el sueño tan raro que he tenido.

9.17 Me duelen mucho los ojos y por tanto la cabeza: va a ser un día duro.

9.25 De vuelta al cuarto una cama con dosel, una tienda de campaña, los restos de una cabra muerta, mis artilugios, mis trajes y el cielo estrellado detrás del cristal de aquel mirador con esa espesa niebla que avanza poco a poco hacia mi refugio me devuelven a la realidad. He sido abducido, llevo ocho días encerrado en un supermercado.

10.00 Una vez vestido con un traje de chaqueta salgo al laberíntico almacén donde pasillos y pasillos me esperan.

10.30 Cojo los cinco artículos de comer necesarios.

11.35 Intento una vez más salir por las puertas automáticas sin mucho éxito. No tengo alma.

12.01 La gente me mira mientras recorro los pasillos con mi carro automático, Cobi corre detrás de mí cual cobaya con complejo de perro fiel.

12.05 Me duele mucho la cabeza, parece que los ojos se fueran a salir de las órbitas.

12.07 Me dirijo a la gran videoconsola, mi maestra, la que me ha enseñado a sobrevivir en este pequeño mundo que es el supermercado.

12.24 Hoy toca aprender a cocinar y un poco de medicina. Inserto los dos Laser disc (qué raro, esto estaba obsoleto desde hace mucho tiempo, vaya formato más raro. Lo mismo es que se vuelve a llevar en un futuro), me pongo a aprender mediante el juego a cocinar y a ser algo parecido a un doctor.

15.00 El tremendo dolor de ojos no me deja seguir, me quito el casco y los guantes y guardo una nota mental: “Te has quedado por las recetas con la H”. Después habrá tiempo para la medicina y las demás recetas. Voy a hacerme un huevo frito.

15.18 Llego a mi santuario, a mi sancta sanctorum, al mirador. Lo miro y un poco de tranquilidad me sube por el cuerpo. Se ha transformado en mi pequeña casa.

15.22 Las estrellas me miran desde detrás del cristal, la niebla me mira, el aparcamiento me mira, Cobi me mira con cara de amor a la par que anhelo. ¿En qué estará pensando esta dulce cobaya? ¿De dónde vendrá? Es tan misteriosa que cada día la miro con mejores ojos. Creo que el supermercado me está trastocando. Necesito una buena hembra que me vuelva los ojos del revés.

15.30 Cojo una caja de huevos de mi pequeña reserva de alimentos y comienzo a freírlo con el camping-gas. Los restos de la cabra los troceo en pequeños filetes y los echo junto con los huevos. Querría hacerme patatas pero desafortunadamente solo voy por la H en las recetas de cocina. Bueno, con esto podré sacia el hambre.

16.30 He comido bien, quizás estaba un poco soso porque no sé cómo salar aún los alimentos. Guardo las alas de la cabra para la noche, quizás las pueda hacer al horno.

17.26 Me enorgullezco de mi siesta, las viejas costumbres nunca se pierden.

18.00 Salí a través del montacargas a la azotea del inmenso edificio. Debía entrenar a Cobi y eso haría.

18.01 La quiero mucho, pero es estúpida, quizás como todos los amores que he tenido hasta ahora. Solo me mira y listo, no hace caso de los palitos ni de las voces ni de los gritos de ayuda. Solo me mira.

18.05 Me voy al refugio, Cobi no está por la labor de nada.

18.06 Me subo en el montacargas como puedo y cojo a Cobi entre mis brazos, una vez hecho esto pulso el botón y bajamos.

18.06.03 Bajamos.

18.06.15 Bajamos.

18.06.24 No bajamos.

18.07 El estúpido montacargas no se mueve.

18.16 Qué va, que no se mueve.

18.18 Me da pena por Cobi, está empezando a respirar rápidamente y tiene los ojos vueltos. Creo que tiene claustrofobia, la pobre está sudando y encima me está manchando mi traje.

18.20 No, parece que no. Me alegro de que no tenga claustrofobia, pero el olor y el pedazo de zurullo que tengo sobre mis brazos no es nada agradable.

18.21 Cobi, ¿es la primera vez que haces caquita? ¿Estabas estreñida?

18.22 A la vista del zurullo decido bautizarlo como Cobi II, ya que parece su hermano gemelo, aún me da náuseas su olor.

18.30 No huelo nada, me acabo de hacer uno con la peste y casi le tengo cariño. Se me están entumeciendo las piernas. No sé qué hacer para salir.

18.31 Dios mío, tengo que salir de aquí, Cobi está de nuevo con su “claustrofobia” y no creo poder aguantar a un zurullo más llamado Cobi III.

18.32 Me pongo a zarandearme e intentar mover el montacargas mientras Cobi empieza a dar a luz.

18.33 Grito y me muevo. A Cobi III le asoma la cabeza marrón.

18.34 ¡Nooooo!

18.35 Por fin, en uno de mis zarandeos el montacargas comienza a bajar de nuevo, aguanto la respiración mientras Cobi caga lo que queda de su nuevo hijo negro.

18.36 Me sorprendo de aguantar la respiración tanto tiempo.

18.37 Por fin para y salgo despedido fuera de aquel pequeño ascensor para respirar aire puro. En lugar de eso respiro aire repleto de polvo.

18.38 Estoy en una habitación repleta de humedad y bastante sucia, no hay nada allí salvo una vieja mesa con un cajón y una silla. Al fondo de la misma hay una puerta. Puesto que no voy a volver a usar el montacargas que está lleno de caca de Cobi me dirijo hacia la puerta. Cobi me sigue.

18.39 Salgo al pasillo de los sótanos. Estoy de nuevo en aquel lugar misterioso. El ruido ensordecedor de maquinaria me inunda y otra vez la gran cantidad de puertas con esas luces detrás.

18.40 Alguien sale de una puerta, parece despistado. Es uno de los dependientes con cara de tonto. Se pone la gorra y se va por el pasillo hacia la salida.

18.44 Abro la puerta que se había dejado abierta y me sorprendo de lo que allí dentro veo. Tanto es así que no recuerdo nada más de aquel día.

Anuncios

2 pensamientos en “He sido abducido VIII

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s