María del Carmen

La verdad es que estoy descontento con el resultado pero es lo que sale del corazón y lo quiero tal y como sale, sin abalorios inútiles ni chismes recargados. La quiero así de llana y desnuda. Para una persona imprescindible en mi vida y a la que quiero demasiado para poder abstraer el sentimiento a palabras.

María del Carmen
A mi madre

María del Carmen,
Eres capaz de encontrarme,
Dentro de un laberinto,
De sueños perdidos.

Deja ya de llorar,
Por las noches,
A solas y en vela.

Pequeñita,
Ay mi madrecita,
Quieres con locura,
A un niño feliz.

No puedes vivir,
Si problemas,
A tus hijos injurian.

Yo te quiero,
Más que a un rayo de luz,
Tan brillante,
Que con sus cenizas,
Deslumbre a la aurora.

Yo te quiero,
Con gente y a solas,
Más nunca dudes de mí,
Pues la vida sin ti,
Para mí es
Un calvario cualquiera.

Sin medidas,
Y mirando a lo alto,
Vuelan de mí,
Los sentimientos.

Y oscuras,
Cerca de tu cuarto,
Remando en la noche,
Feliz yo me siento.

Mamaíta mía
Mujer, María
Yo ahora te quiero decir
Que soy alguien gracias a tus palabras
Mil gracias a ti
No sufras por mí,
Pues siempre yo,
Te llevo conmigo.

Madrecita María del Carmen
El poema se escribe tal que así
Yo solo pongo los dos dedos
Y el amor guiándome de credos
Mil palabras escribe para ti
De un niño que dice con cariño,
Que eres lo más grande del armiño,
De mi alma,
Que cuando nací, llegué, me miraste y sonreíste,
Bordaste en mí.

25-01-2010

Anuncios

Un pensamiento en “María del Carmen

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s